Eagle
American Diplomacy
Commentary and Analysis

June 2007

Highlight map


 

Support American Diplomacy RSS Mailing-list Subscription Email American Diplomacy Facebook


In this essay, he brings us up to date on what some see as a general leftward movement in Latin America. He does not agree with this perception, and makes his reasons clear. Readers may wish to look in the Archives and read his article on this subject a year ago to see how things are progressing.JEW

Latin America's Apparent Turn to the Left

EL APARENTE GIRO A LA IZQUIERDA DE LATINOAMÉRICA
Por Elvio Baldinelli

En muchos sectores de la opinión de EE.UU. se cree que América Latina está girando fuertemente hacia la izquierda, pero la realidad es más compleja, pues hay grandes diferencias entre quienes abrazan el marxismo o el populismo y los demás. Quienes son partidarios de lo primero desean lo mismo que muchos en EE.UU. temen, pero lo sucedido hasta ahora esta lejos de las esperanzas de unos o los temores de los otros.

Sucede que Colombia y otros varios países tienen gobiernos de centro derecha, pero más importante aún fue que no se concretó la esperanza de aquellos sectores de la izquierda latinoamericana que apostaban a que, en las elecciones presidenciales que tuvieron lugar en México y en Perú, ganarían quienes piensan como ellos, pero en México perdió López Obrador y en Perú ganó Alan García.

Por otra parte los gobiernos de izquierda del Brasil, Chile y Uruguay, que tienen antecedentes verdaderamente socialistas, han elegido caminos pragmáticos, sensatos y realistas.

En la Argentina de los últimos años el Poder Ejecutivo ha adquirido poderes extraordinarios, mientras que el legislativo resignó a su favor varias de sus responsabilidades más importantes. Además hay problemas que se arrastran desde hace más de medio siglo, como el rechazo de entidades que son básicas en cualquier Estado, la policía, la justicia, los partidos políticos, el Congreso.

Pero también sucede que, si bien en el pasado hubo en la Argentina numerosos golpes militares, durante estos últimos 20 años ha vivido en democracia. Por otra parte en la Argentina hay libertad de prensa y de crítica a las autoridades, a diferencias con lo que sucede en Venezuela. Tampoco el gobierno argentino enfrenta a EE.UU. al punto que el Departamento de Estado de este país suele destacar los excelentes vínculos que mantiene con la Argentina, entre otras materias en la lucha contra el terrorismo y la proliferación nuclear.

Cuba contó durante las décadas de los años 60´y 70´ con el apoyo del inmenso poder político y militar de la URSS, la ideología marxista todavía inspiraba en el mundo esperanzas en mucha gente a lo que se sumaba el prestigio que daba a su gobierno el haber sido capaz de desafiar a EE.UU. El pueblo cubano está profundamente orgulloso de que, perteneciendo a un país pequeño y pobre, haya sido capaz de enfrentar a la más grande potencia del mundo, sentimiento que les permite soportar sin muchas quejas las dificultades económicas por las que pasa. Pero hoy su lider es viejo y está enfermo, pudiendo acercarse la hora en que Cuba busque cambios políticos. Ayudaría a que estos tomaran la buena dirección si los exiliados cubanos en EE.UU. dejaran de presionar al gobierno y al Congreso para que perdure el embargo económico. Sin él desaparecería el principal sostén del actual régimen, facilitándose que tanto EE.UU. como Cuba alcancen un acuerdo honorable.

Bolivia, Ecuador y Venezuela tienen en común el contar con una amplia población indígena que ha sido tradicionalmente marginada por las pequeñas elites blancas, importante determinante de que en estos países avance la izquierda y el populismo.

En Venezuela son controlados los medios de comunicación y se vive un deterioro institucional acelerado, el Poder Judicial no goza de independencia y se está debilitando así como los mecanismos de control sobre el Poder Ejecutivo. Además en sus escuelas se enseña marxismo, hecho un tanto extraño ahora en que en el mundo sobran los dedos de una mano para contar los países que aun practican una política tan ruidosamente fracasada.

Per Capita GDP in US Dollars, 2005
Venezuela es dueña de una gran riqueza petrolera, sueña con ser la vanguardia en América Latina en la marcha hacia un socialismo económico planificado en competencia con el mundo democrático de la economía de mercado. La verdad es que si bien exporta un recurso con amplios mercados y excelentes precios el nivel de vida de su población no es de los más elevados de América Latina. Su PBI per cápita medido por el Banco Mundial según la paridad del poder adquisitivo alcanzó en el año 2005 a u$s 6.440. Entre los países mencionados en esta nota (excepto Cuba, para la que no hay cifras) solo tres países tienen un PBI per cápita inferior al de Venezuela: Perú con u$s 5.830, Ecuador con u$s 4.070 y en Bolivia u$s 2.740. Los que la superaron son la Argentina con u$s 13.920, Chile con u$s 11.470, México con u$s 10.030, Uruguay con u$s 9.810, Brasil con u$s 8.230 y Colombia con u$s 7.420. Por otra parte tiene una estructura empresaria débil, con muy pocas empresas en relación a su población, circunstancia que en buena medida explica el nivel de pobreza existente.

Dadas estas circunstancias más le valdría a Venezuela usar los ingresos que obtiene exportando ese recurso, que no es renovable, en impulsar la industrialización en lugar de emplearlos complicándose en una aventura de improbable liderazgo ideológica en el continente.

El gobierno boliviano compró plantas petroleras a Petrobrás por u$s 112 millones. Se trató de un gesto político nada favorable para la economía del país, pues no tiene sentido invertir en algo que ya existe y que estaba administrado por una empresa de estatal de un país amigo. Bolivia necesita invertir en educación y en desarrollar nuevas firmas pequeñas y medianas que creen riqueza y empleos, áreas donde esos fondos hubieran tenido mucho mejor destino.

América Latina creció en formar sostenida a un ritmo más acelerado que en las últimas tres décadas. Parte de este éxito obedece a políticas económicas más adecuadas, como que se ha avanzado en controlar la inflación, en equilibrar las cuentas fiscales y en reducir la deuda externa. También se debe a factores externos: el pujante crecimiento mundial, altos precios de los productos básicos y condiciones financieras favorables. Según el FMI continuará al menos por dos años más de un buen crecimiento de la economía de América Latina.

Los países con políticas alejadas de la izquierda irracional y del populismo, como son la Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y el Uruguay representan más del 90% del PBI de América Latina. Como puede verse solo una fracción de ella no lo ha hecho, motivo por el que no puede hablarse de que exista un giro a la izquierda.


Dr. Baldinelli, a distinguished economist, has served in various senior positions in the Argentine Government, including Vice President of the Central Bank and Secretary of State for Foreign Commerce. Previously, he held a senior position in the administration of the Latin American Free Trade Association, predecessor of the present-day Mercosur. Dr. Baldinelli is a member of American Diplomacy's Editorial Review Panel.

white starAmerican Diplomacy white star
Copyright © 2012 American Diplomacy Publishers Chapel Hill NC
www.americandiplomacy.org