[TORRES]  [LA ALHAMBRA] 

 

Al contrario de los edificios de la cultura occidental donde la decoración tiene un valor secundario, en los monumentos islámicos la decoración es casi más importante que la estructura. La decoración lo invade todo; recubre los materiales con los que se construyen suelos, muros, techos, marcos de ventanas, etcétera, y se prolonga a muebles, cortinas, alfombras, cojines y otros objetos de uso cotidiano. Hay dos elementos fundamentales en la decoración islámica. El primero es el ritmo que se manifiesta en los diseños y motivos que se repiten, se suceden, se multiplican y se dividen de modo reiterativo. El segundo es la estilización, o la abstracción, que se hace evidente en la desnaturalización de las formas orgánicas. Es importante recordar que para los musulmanes, toda imitación realista de la naturaleza es un acto de profanación. Así, la decoración islámica descarta lo no figurativo a favor de lo geométrico, lo epigráfico y la estilización de motivos vegetales.

Las torres de la Sevilla musulmana

 
La Giralda fue originalmente construida en 1198 y era el alminar (la torre) de la mezquita de Sevilla. El templo original fue destruido, pero la Giralda se mantuvo en pie y se incorporó al edificio de la catedral de Sevilla cuya construcción empezó en 1401. En el siglo XIV, la parte superior fue re-decorada con símbolos cristianos. Finalmente, en 1568, se añadió el campanario renacentista.
 
La Torre del Oro fue construida en 1220 a la orilla del río Guadalquivir como parte de las murallas que protegían la ciudad. Aunque hoy sólo queda una, en el pasado, había otra torre igual en la orilla de enfrente.
 

 
La decoración de La Alhambra

Dado que el Corán prohibe la representación de la figura humana y animal, la decoración de los edificios musulmanes se caracteriza por la ausencia de motivos figurativos y el uso de caligrafia, motivos vegetales y geométricos


Detalle de una pared esculpida (La Alhambra)

Hornacina (hueco o nicho en una pared)
(La Alhambra)
 

Entrada al Palacio de los Arrayanes (La Alhambra)
 

Cúpula octogonal de mocárabes (piedra ornamental en forma de estalactitas)
en la Sala de las Dos Hermanas (La Alhambra)
 

Artesonado (techo decorado) de una habitación (La Alhambra)