[CUSCO]  [QENKO]  [SACSAYHUAMAN]  [RUMICOLA]  [TIPÓN]  [MACHU PICCHU]  [OLLANTAYTAMBO]

CUSCO

Según la leyenda incaica, la ciudad de Cusco fue fundada por Manco Capac y Mama Ocllo a finales del siglo XIII. Sin embargo, también se ha sugerido que su verdadera fundación fue obra de pueblos establecidos en la zona andina antes del desarrollo de Tawantinsuyu. De todos modos, fue Pachacuti, el noveno Inca, quien convirtió a Cusco en una verdadera ciudad imperial ya que los éxitos de este gran líder resultaron en la construcción de muchos monumentos del centro de Cusco la fundación de otras ciudades, como Ollantaytambo y Machu Picchu.

Cusco fue la capital del estado andino de Tahuantinsuyo y el centro de la civilización incaica, que en sí representa la culminación de un largo proceso de desarrollo cultural en la zona andina de Sudamérica. El verdadero ingenio de los incas residió en su capacidad para perfeccionar los avances de las culturas que conquistaban: la agricultura basada en terrazas, sistemas hidráulicos adoptados a las distintas regiones del imperio y una técnica de construcción con piedras grandes que superó los conocimientos de los pueblos anteriores. Entre otros, los chimús y los huari-tiahuacanos serían fuentes importantes para el desarrollo de la cultura incaica que se enfrentaría al imperio español en las primeras décadas del siglo XVI.

 

Calle del centro de Cusco con casas coloniales construidas sobre las ruinas de edificios incaicos
 
Como ocurrió en la mayoría de las grandes ciudades de las civilizaciones pre-colombinas, una vez terminada la conquista, los españoles destruyeron los edificios existentes y construyeron sus casas, palacios e iglesia sobre las ruinas. Así, en el centro de Cusco es típico ver construcciones coloniales que usan como base los muros de las antiguas edificaciones incas.


Detalle de un muro inca


El muro incaico que sirve de cimientos para el convento de Santo Domingo
 

Patio interior del Convento de Santo Domingo

El Convento de Santo Domingo fue construido en el siglo XVII en el estilo barroco. Fue edificado sobre los restos de un conjunto de templos y altares incaicos. Irónicamente, detrás de los arcos que rodean el patio interior, todavía se encuentran restos del templo Qori (o templo de sol) y altares a otros dioses incas (como el arco iris, la luna, el trueno, el relámpago, etcétera)

 

Qori (templo del sol) y altares a otros dioses incaicos

QENKO

La palabra quechua "Q'enqo" (o Quenko) significa laberinto y es el nombre dado a un conjunto arqueológico situado a 1 km. de Sacsayhuaman. Contiene los restos de templos, santuarios y un anfiteatro.

 
Algunos de los templos de Qenko incluían cámaras subterráneas, como la Sala de los Sacrificios que se especula que fue utilizada para embalsamar cadáveres o era el lugar de sacrificios humanos. Los diferentes edificios del recinto estaban conectados por zigzagueantes caminos subterráneos, formados por grandes piedras.


Altar en un santuario subterráneo


Camino subterráneo - parte del laberinto

SACSAYHUAMAN

El nombre Sacsayhuaman (o Saqsaywaman) es compuesto por dos términos quechua: sacsay que significa saciarse y huaman (o waman) que quiere decir halcón, el pájaro que fue el animal tótem de Manco Cápac, el primer Inca. El lugar conocido como Sacsayhuaman se encuentra al norte de la plaza principal de Cusco y fue "La Real Casa del Sol" en la época de los Incas. Durante la conquista fue el lugar de una sangrienta batalla cuando los incas se rebelaron contra los españoles. Juan Pizarro, el hermano de Francisco murió allí.

 

Plaza ceremonial
 

Murallas defensivas dispuestas en tres niveles
Sacsayhuaman comprendía varios sectores. Entre ellos destacan los baluartes, o murallas, en forma de zigzag (líneas rectas quebradas) que rodeaban el recinto. Las murallas estaban hechas con enromes piedras (algunas de 5 m de altura y más de 350 toneladas de peso) ensambladas sin mortero pero con una impresionante precisión. Otro sector consistía de los torreones de los cuales sólo quedan los cimientos. El grupo de recintos que estaba compuesto de hermosas viviendas con vista a la ciudad, la plaza ceremonial, el trono del inca, el baño del inca, el anfiteatro y la "piedra cansada" eran otros lugares importantes de Sacsayhuaman.
 

Cimientos de torreones circulares

RUMICOLA

Rumicola era la puerta del este al Valle Sagrado. Este portal construido a 31 km. al sudeste de Cusco, cerca de Pikillacta, les permitía a los incas controlar la entrada al Valle Sagrado y la capital del imperio. Este edificio fue construido encima de un acueducto huari.

 

Se podía subir los muros del portal gracias a unas escaleras de piedra incrustadas en la propia pared.

TIPÓN

Tipón fue una importante ciudad-fortaleza del imperio incaico. Se dice que cuando el inca Yahuar Huaca abandonó Cusco frente a los ataques de los Chancas su hijo, Huiracocha, venció a los agresores y después de ser declarado Inca, construyó en Tipón una Casa Real para su padre. El recinto se encuentra a una altitud de 3500 m (o 11480 pies) y consiste de murallas, un pueblo (o varias pequeñas aldeas), terrazas y un sistema hidráulico.

 

Vista del valle del río Watanay desde el pueblo de Tipón
 

Ruinas de unas casas del pueblo
 

Fuente de agua que nutre el sistema de irrigación

Canal abierto en la muralla

La zona de cultivo de Tipón es compuesta de una docena de terrazas. El sistema de irrigación fue diseñado para aprovechar del agua de varias fuentes y de las lluvias de primavera. Piedras finamente talladas encauzan los canales que a veces tienen caídas casi verticales. El sistema de irrigación es un trabajo de ingeniería hidráulica impresionante que todavía sirve para regar las terrazas de la zona hoy en día.

 

Terrazas con sus canales de irrigación
 

Unas de las doce terrazas todavía en uso en Tipón
Nótese las escaleras de piedra incrustadas en las paredes de las terrazas

MACHU PICCHU

Machu Picchu fue construido entre 1460 y 1470 por Pachacuti Inca Yupanqui. Usó la ciudad como residencia real y lugar de retiro religioso. Fue construida a unos 8000 pies sobre el nivel del mar y consiste de unos 200 edificios. La mayoría de las construcciones son parte del pueblo y servían de residencia, pero también se encuentran almacenes, templos y otros edificios públicos. Se estima que unas 1200 personas vivían en Machu Picchu, la mayoría mujeres, niños y sacerdotes.

 

Vista de Machu Picchu
 

Puerta en la típica forma trapezoidal

La arquitectura poligonal es típica de la etapa tardía de la cultura inca. Los edificios están construidos con bloques de granito -- cortados con instrumentos de piedra o metal y pulidos con arena -- que encajan perfectamente los unos con los otros sin necesidad de mortero. Ningún bloque tiene el mismo tamaño y algunos tienen hasta 30 esquinas.


Las casas sólo tienen ventanas en la primera planta
 

Casa edificada sobre una roca
 
Quizás lo más impresionante de Machu Picchu sea que la ciudad está perfectamente integrada en la naturaleza que la rodea. Los templos que parecen salir directamente de la montaña, los altares tallados en la roca y las terrazas que los habitantes utilizaban para cultivar las patatas y el maíz ilustran hasta que punto los arquitectos incas supieron adaptarse a su entorno.
 

Altar
 

Terrazas

OLLANTAYTAMBO

Ollantaytambo era un templo-fortaleza construido por Inca Pachacuti. Fue un tampu -- una ciudad que ofrecía albergue, alimentación y comodidades para viajeros -- y una fortificación muy importante ya que servía para controlar el tráfico hacia Antisuyu -- el este -- y para proteger Cusco, la capital del imperio incaico.


Gigante "pirámide de terraza" o Kallanka

 

Lado de la pirámide con escaleras
La ciudad tenía un centro urbano bien planificado y construido con un sector residencial para los nobles de la zona, una plaza central rodeada de templos y edificios importantes. También había terrazas, baños, y almacenes para la comida. La impresionante Kallanka -- una construcción de dimensiones descomunales -- debió servir como albergue y posiblemente también de base militar para el ejército de la región.
 
Algunas de las estrechas calles estaban divididas por canales que proveían agua limpia para los cuidadanos y viajeros. El agua se almacenaba en grandes cisternas -- algunas naturales, otras talladas en la roca -- y abastecía a los amplios baños públicos.
Canal de agua fresca
 

Baños públicos